Administrador podría dejar el cargo

Tony Crapp Jr., uno de los asistentes más antiguos del alcalde Tomás Regalado, y quien hace solo cinco meses fue nombrado inesperadamente administrador municipal, dijo el lunes que a finales de esta semana decidirá si acepta un empleo en el sector privado en Broward.

Crapp se negó a ofrecer detalles e insistió en que tiene todo el derecho a buscar una mejor oportunidad si se presenta. El funcionario, de 38 años, que reemplazó en enero a Carlos Migoya, dijo que si se marcha está confiado en que las finanzas municipales durante este años estén bien. Me ofrecieron un trabajo y lo estoy pensando”, dijo Crapp, sin ofrecer más detalles.

Su salida —que pudiera ser la segunda renuncia de un alto funcionario de Miami en una semana— puede colocar al gobierno local en una situación incómoda mientras atraviesa por otro difícil presupuesto anual y sigue con el litigio de la reforma de pensiones. Miami estaría buscando su cuarto administrador en 15 meses mientras negocia con sus tres principales sindicatos y prepara el presupuesto para el 2012.

El viernes pasado renunció Larry Spring, jefe municipal de finanzas, después de trabajar 8 años en el gobierno municipal, también para irse al sector privado. Spring dijo el lunes que la posibilidad de la salida de Crapp le facilitó su decisión porque, dijo, tiene poco interés en trabajar para un quinto jefe en ocho años. El anuncio de Spring no fue una sorpresa para los conocedores de la situación en el Ayuntamiento municipal, quienes han sido testigos de las peleas del funcionario con administraciones pasadas y, más recientemente, la investigación federal sobre las finanzas municipales y emisiones de deuda.

La estabilidad no ha sido el sello del gobierno de Regalado, que asumió el cargo hace 18 meses. Además de enfrentar problemas de presupuesto y fuertes movimientos administrativos, Miami se ha visto afectada por elecciones inesperadas después que dos comisionados se vieron obligados a salir del cargo en noviembre del 2009 en medio de acusaciones de conducta indebida.

Así y todo, la noticia de que Crapp analiza la posibilidad de marcharse pareció sorprender a los comisionados y hasta al alcalde. Crapp gana $185,000 al año.

El presidente de la comisión, Wilfredo “Willy” Gort, dijo que no le gustaba haberse enterado indirectamente de la situación de Crapp. “El dijo que había mucha presión”, afirmó Gort, opinión sobre la que Crapp no comentó el lunes.

Un nuevo administrador sería el cuarto que sirve bajo Regalado, quien heredó a Pete Hernández del gobierno anterior, entonces contrató a Migoya por un año para equilibrar las finanzas y compensar un déficit presupuestario de $105 millones. Con eso logrado, Regalado nombró a Crapp, decisión cuestionada por algunos a quienes les preocupara que no tuviera experiencia suficiente para supervisar a casi 3,000 empleados y un presupuesto operativo de $500 millones. Regalado alegó que los 15 años de Crapp en el gobierno municipal eran más que suficientes.

Regalado dijo que Crapp le informó hace varias semanas de la oferta de empleo. “El está mirando más a futuro, que salirse de la presión”, declaró el alcalde.

Gort y Regalado dijeron que necesitan rápidamente una decisión de parte de Crapp, y que deben moverse lo más pronto posible en cualquier remplazo. La negociación de nuevos contratos con los tres principales sindicatos municipales empezaron hace un tiempo y el nuevo año presupuestario comienza el primero de octubre.

Aunque Regalado dijo que no ha preparado una lista de candidatos —y no lo hará hasta que Crapp decida— confirmó que los administradores adjuntos Johnny Martínez y Luis Cabrera podrían ser considerados.

Crapp, una persona que no figura mucho en las noticias, ha pasado la mayoría de sus 15 años de servicio público junto a Regalado, primero como asistente legislativo y luego como jefe de despacho. Crapp perdió en el 2008 la elección por un escaño en la Cámara estatal. Al mismo tiempo, sirvió en la junta de Metro Miami Action Plan Trust, entidad afiliada al condado, que perdió su poder tras una devastadora auditoría que tratos por varios millones de dólares. Crapp escapó a las críticas o acusaciones de haber hecho algo indebido.

Pero enfrentó una tempestad durante su período como administrador y participó en la negociación de nuevos contratos con los sindicatos de la policía, los bomberos y los empleados municipales, que en el pasado han afectado las finanzas municipales. Aunque Migoya le dejó un presupuesto en mejor situación que en años pasados, Crapp se vio obligado a enfrentar una baja inesperada de ingresos de unos $8 millones en áreas que promovió, como las multas sobre la base de cámaras en los semáforos, la incautación de vehículos y cargos por infracciones de vehículos comerciales.

Aún así, los fondos municipales pasaron a ser un problema menor para Crapp porque la atención pública se centró en una caldeada disputa entre Regalado y el jefe de la policía, Miguel Exposito. El alcalde, un comisionado y algunos ciudadanos criticaron a Exposito por peleas con la fiscal estatal, manejar mal las conferencias de prensa y la muerte a tiros por la policía de siete hombres negros de los barrios marginales en un período de siete meses. Exposito ripostó que el alcalde estaba relacionado con la mafia después que Regalado cuestionó varios arrestos y el decomiso de máquinas de videojuegos que el alcalde opina que son legales.

Se dejó que Crapp, como administrador municipal, analizara el caso. Una de sus primeras decisiones fue contratar un ex jefe del FBI para evaluar las normas de la Policía de Miami. El informe de cinco páginas de Paul Philip se presentó la semana pasada con pocas conclusiones, recomendaciones menores y muchas interrogantes. El informe tampoco mencionó ninguna de las decisiones cuestionables de Exposito, como su mal aconsejado apoyo a un video que mostraba a agentes que se identificaban como “cazadores” y “predadores”.

Crapp, quien defendió el informe de Philip, fue criticado por no obligarlo a entrar más en detalle.

Anuncios

Acerca de Elperiodista

Un periodista FreeLance en busca de la verdad en Miami. La corrupción en esta ciudad no puede superarnos. Hemos vivido momentos terribles con los brazos cruzados y el silencio como justificación. Mi querida Miami, capital de todos los latinos, alza tu voz.

Publicado el junio 7, 2011 en Política. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: