Critican hospital de veteranos de Miami

Miami. Los miembros de la delegación congresual de Miami, quienes visitaron el martes por tercera vez el Hospital de la Administración de Veteranos (VA) de Miami, continuaron insatisfechos con la manera en que la VA está ocupándose de las consecuencias de revelaciones de que cerca de 2,500 veteranos podrían haber sido expuestos al VIH y otras enfermedades durante colonoscopías llevadas a cabo con equipos limpiados de manera impropia.

“La atmósfera en el hospital es demasiado indiferente”, dijo la representante federal Frederica Wilson, demócrata de Miami, quien visitó la instalación con los representantes federales Ileana Ros-Lehtinen y David Rivera, ambos republicanos de Miami, y el representante federal Jeff Miller, también republicano de la Florida, quien es presidente de la Comisión de Asuntos de Veteranos de la Cámara de representantes de EEUU.

El problema con las colonoscopías comenzó en abril del 2009, cuando el VA Miami Hospital notificó a 2,400 veteranos que las colonoscopías que se habían hecho allí desde el 2004 podrían haber sido hechas con equipos que habían sido enjuagados en lugar de esterilizados por medios químicos de acuerdo con las instrucciones del fabricante. En el 2010, la VA descubrió a 79 veteranos más que no habían sido contactados. En el 2011, se descubrió a 12 más. Ahora casi todos han sido ya notificados.

El martes, las preguntas de la delegación se centraron en el tratamiento de 17 veteranos que se descubrió tenían hepatitis B, hepatitis C o VIH después de las colonoscopías. En una visita anterior en marzo, los miembros de la delegación se disgustaron porque los funcionarios de Miami VA no pudieron decirles de inmediato cómo se estaba tratando médicamente a cada uno de esos 17.

Los funcionarios de la VA reportaron enseguida que 11 de esos veteranos estaban siendo tratados en el Miami VA, uno en un hospital de la VA en Little Rock, Arkansas, uno había muerto de causas no relacionadas con esas enfermedades y cuatro “no se habían presentado a sus citas y/o no habían respondido a nuestros esfuerzos por ponernos en contacto con ellos”.

En esta visita, se dijo a los miembros de la delegación que ahora solamente dos seguían sin venir para ser tratados, diciendo que preferían tratamiento privado. Los funcionarios subrayaron que no hay manera de saber si los veteranos fueron infectados por las colonoscopías o de alguna otra manera, pero la VA les ha prometido cuidados vitalicios de todas maneras.

Wilson expresó su preocupación porque dos de ellos no se hubieran presentado todavía para ser tratados en el hospital de VA.

“¿Dónde están?, preguntó. “¿Tenemos que consultar a sus familias, o ver si padecen enfermedades mentales?”

Mary Berrocal, administradora del Miami VA Hospital, quien estaba en la reunión, no respondió a una solicitud de entrevista. Un vocero de la VA dijo que ella respondió a la delegación que cada veterano es libre de decidir si quiere recibir cuidados continuos en el hospital de la VA o de manera privada.

“La VA no puede traer a nadie a la fuerza”, dijo el vocero de la VA Tom Bowman. “La señora Berrocal dijo que, aunque ellos hayan decidido tratarse con médicos privados, la VA continuará contactándolos periódicamente para ver si tienen preguntas. Nosotros haremos todo lo posible para que ellos sepan que pueden contar con nosotros”.

Wilson — quien dijo en conferencia de prensa después de la visita que ella tenía “un problema” con Berrocal — señaló que en julio del 2010, cuando la VA descubrió a 79 veteranos más potencialmente infectados que no habían sido notificados, la directora había sido reasignada temporalmente de su cargo de Miami. Ella fue devuelta discretamente a su cargo en octubre del 2010 sin anuncios oficiales. Un informe de una investigación sobre esa situación prometido por funcionarios de la VA no se ha dado a conocer.

Ros-Lehtinen no criticó a Berrocal. “No se trata de cambiar al jefe”, dijo. “Estoy segura de que ellos entienden que nosotros vamos a estar aquí ocupándonos de los veteranos”.

Miller, el presidente de la comisión de VA, cuestionó por qué los funcionarios de la VA de Miami no habían arreglado antes el problema de las colonoscopías.

“¿Por qué nadie de abajo dijo nada?”, preguntó.

Anuncios

Acerca de Elperiodista

Un periodista FreeLance en busca de la verdad en Miami. La corrupción en esta ciudad no puede superarnos. Hemos vivido momentos terribles con los brazos cruzados y el silencio como justificación. Mi querida Miami, capital de todos los latinos, alza tu voz.

Publicado el junio 8, 2011 en Política. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: