Lunetta devolverá dinero al condado

Miami. Cerrando por fin un notorio escándalo en el Puerto de Miami, los comisionados de Miami-Dade aprobaron un acuerdo extrajudicial en una prolongada demanda civil contra el ex director del puerto Carmen Lunetta, quien dirigió la entidad como un feudo personal pero vio derrumbarse su imperio en medio de alegaciones de conducta indebida, codicia y robo.

El acuerdo, aprobado unánimemente por los comisionados, termina con un caso legal de 14 años centrado en Lunetta y una compañía contratista de grúas propiedad de Calvin Grigsby llamada Fiscal Operations, en el que los ingresos generados por las grúas del puerto se usaron para todo tipo de cosas, desde contribuciones políticas y carros de lujo hasta torneos de golf. El condado alega que las irregularidades en los archivos y los fondos malgastados llegan a los $6 millones, pero según los términos del acuerdo, Lunetta, que tiene 80 años y vive en Weston, pagará $50,000 en un plazo de dos años.

En un memorando enviado el martes a los comisionados, los abogados del condado recomendaron la aprobación del acuerdo sobre la base de que el condado solamente puede alegar “con certeza razonable” que los supuestos actos ilegítimos de Lunetta resultaron en un beneficio personal de $46,000. El condado alegó que el dinero fue resultado de la venta de la casa de Lunetta a un ejecutivo de Fiscal Operations, quien recibió simultáneamente un aumento de la compañía contratista.

Pero en su argumento para exhortar a que se llegara a un acuerdo, los abogados del Condado dijeron que el comprador, quien podría haber sido llamado a testificar sobre las circunstancias de la venta, falleció. Además, Lunetta cuenta con “escasos recursos o activos embargables para pagar una cantidad grande”, según el memorando, firmado por la administradora del condado, Alina Hudak, y el abogado del condado, Robert A. Cuevas, Jr.

El caso estaba fijado para ir a juicio en octubre en el tribunal de circuito de Miami-Dade.

No fue posible contactar a Lunetta en Weston ni en su otra vivienda en Carolina del Norte. Tampoco fue posible localizar a Scott Srebnick, el abogado de Lunetta, para que comentara.

“Todo parece indicar que no fueron estrictos con él”, dijo la ex comisionada condal Katy Sorenson, quien criticó a Lunetta durante sus años en el cargo.

Lunetta renunció en 1997 tras revelaciones de fondos malgastados. En 1998 se presentaron cargos federales contra él y Grigsby de robo de ingresos al gobierno condal, que es propietario del puerto. Sin embargo, en 1999 el tribunal los exoneró, concluyendo que los fondos no eran propiedad del Condado en el momento que fueron gastados por la compañía contratista, Fiscal Operations.

Aun así, el tribunal dijo que el gobierno había presentado “evidencia sustancial de codicia y corrupción pública, de que se había colocado los intereses privados sobre los públicos. No había responsabilidad, no se respetaron los controles financieros”.

Mientras tanto, el condado presentó una civil contra Lunetta, Grigsby y Fiscal Operations que avanzó lentamente en los tribunales. El condado prohibió además a Fiscal Operations trabajar en el puerto.

El mes pasado los comisionados de Miami-Dade aprobaron un acuerdo extrajudicial con Grigsby y Fiscal Operations. Eso dejó a Lunetta como el único acusado en el caso civil.

Durante su administración, Lunetta dirigió el puerto con mano de hierro y permitió muy poca interferencia. Algunos le dan crédito por haber promovido agresivamente el puerto y contribuido a su desarrollo, pero también se le atribuyen actividades —como favoritismo y donaciones de dinero a proyectos de los comisionados condales— indebidas.

“Recuerdo que iba a irme de crucero con mi familia y le pedí que me recomendara una línea”, dijo Sorenson, quien renunció el pasado otoño tras 16 años de servicio en la Comisión del Condado. “Cuando vine a ver me había puesto en una suite presidencial y tuve que decirle que no. Acabamos saliendo en crucero de Broward para quitarnos todo eso de encima”.

Por su parte, el ex administrador condal Merritt Steirheim dijo: “Hizo mucho por el puerto. Fue un director muy dinámico. Es una lástima que en cierto momento se desviara del camino”.

Anuncios

Acerca de Elperiodista

Un periodista FreeLance en busca de la verdad en Miami. La corrupción en esta ciudad no puede superarnos. Hemos vivido momentos terribles con los brazos cruzados y el silencio como justificación. Mi querida Miami, capital de todos los latinos, alza tu voz.

Publicado el junio 8, 2011 en Política. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: