Alerta por ola de robos de metales

Una ola de robo de metales, tanto de infraestructura pública como de negocios privados, ha puesto en alerta a las autoridades de Hialeah.

El jefe del Departamento de Policía de Hialeah, Mark Overton, dijo el lunes que desde hace tres años se evidencia el aumento de robos de tapas de metal del sistema de alcantarillado público, tuberías, cables y hasta carritos de supermercados, entre otros.

Overton indicó que el material robado suele ser vendido en fundiciones muy por debajo de su costo real. Por ejemplo, una tapa de alcantarilla de $300 es vendida en el mercado negro en unos $50.

Para Overton, el principal motivo del aumento de este delito es el incremento del precio de los metales.

“Los ladrones roban estos equipos y después lo rematan porque hay una gran demanda de metales”, dijo Overton. “Es una manera fácil e ilegal de hacer dinero, pero es un gran problema para varias ciudades del país”.

El lunes, el alcalde de Hialeah, Carlos Hernández, se reunió con representantes de la cadena de supermercados Sedanos preocupados por estos robos.

Sedanos acaba de ordenar la compra de 2,000 nuevos carritos para reemplazar a los que “desaparecieron” desde agosto pasado, indicó el director de publicidad de la cadena, Javier Herrán.

La mayoría de carritos fueron robados en Hialeah, donde Sedanos tiene nueve tiendas, detalló Herrán.

El costo de cada carrito, la mayoría construido de aluminio, es de $125 a $150. En el mercado negro son cortados y vendidos por el peso del metal, de $25 a $30.

“Desafortunadamente no hemos podido solucionar este problema”, dijo Herrán. “Hemos escuchado que este material también se lo llevan al puerto para mandarlo a otras ciudades”.

Ante esta situación, Sedanos ha implementado un sistema permanente de recolección de carritos en Hialeah.

Todos los días cinco camionetas recorren las zonas aledañas a sus tiendas y recogen los carritos.

“Salimos a diario, pero no nos damos abasto”, dijo Herrán. “Ahora, cada día se están desapareciendo unos 20 carritos”.

Hernández aseguró que la policía de Hialeah pondrá mayor énfasis para prevenir de este tipo de delitos.

En esta ola de robos, los ladrones también están cargando hasta con los bebederos de agua.

El lunes, empleados municipales reportaron a la policía de Hialeah el robo de un bebedero en la piscina olímpica del parque Milander, en el 4900 Palm Avenue.

Además del bebedero -fabricado con aluminio entre otros metales- también desaparecieron tuberías dañadas de la alberca.

Actualmente la piscina es sometida a una reparación mayor debido a problemas con el sistema de drenaje.

En el atraco también fue robada la batería de un montacarga telescópico alquilado por la Ciudad para la construcción de un anfiteatro contiguo a la piscina.

Otra ciudad que está sufriendo un problema similar, pero en menor magnitud es Doral. Allí los ladrones se han concentrado en el robo de llaves de cobre que controlan la presión del sistema de abastecimiento de agua en fábricas y negocios.

Las llaves cuestan unos $600, pero son vendidas en el mercado negro a poco más de $50.

El jefe del Departamento de Policía de Doral, Ricardo Gómez, explicó que debido a este problema la Ciudad ha emprendido una campaña preventiva dirigida a los empresarios.

En febrero se organizó una charla de orientación que recomienda proteger estas llaves.

“Antes, los dueños sembraban plantas que tapaban la llave y hacían lucir mejor el negocio”, dijo Gómez. “Pero cuando los dueños se daban cuenta que no había presión de agua, salían y veían que la llave había sido arrancada”.

Ahora, agregó, se les recomienda a los dueños de negocios enrejar el área donde se encuentran esas llaves.

Gómez criticó que además de cometer un delito contra la propiedad pública y privada, los robos de metales pueden poner en peligro la vida de gente inocente

“Imagínense que un auto pase por un buzón sin tapa”, dijo Gómez. “Quienes van en ese vehículo podrían sufrir un grave accidente por culpa de quienes roban y venden metales por una miseria”.

Anuncios

Acerca de Elperiodista

Un periodista FreeLance en busca de la verdad en Miami. La corrupción en esta ciudad no puede superarnos. Hemos vivido momentos terribles con los brazos cruzados y el silencio como justificación. Mi querida Miami, capital de todos los latinos, alza tu voz.

Publicado el junio 14, 2011 en Sociedad. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: