Después de 31 años fugitivo, pandillero de Miami es condenado a cinco años de cárcel

Miami. Más de tres décadas después de haber estado prófugo de la justicia, Mark Steven Phillips, ex miembro de la tristemente célebre pandilla de Miami Black Tuna Gang, cumplirá cinco años de cárcel por contrabando de marihuana, determinó un juez federal.

Phillips, de 62 años, fue nuevamente arrestado en enero cuando vivía en una comunidad para personas mayores de 60 años en West Palm Beach. El miércoles fue sentenciado por el mismo magistrado que presidió su caso en 1979 en Miami: el juez de Distrito James Lawrence King.

El juez aceptó la sugerencia del abogado defensor Edward Shohat, quien argumentó que Phillips se merecía clemencia por el desorden bipolar que padece y su participación minima en los negocios de la pandilla.

“Obviamente, nos sentimos agradecidos. Creemos que fue una decisión justa”, dijo Shohat después de la audiencia. “Si damos por sentado que su salud lo respaldará, mi cliente tendrá una vida otra vez”.

Las autoridades arrestaron por primera vez a Phillips y a otras 13 personas en mayo de 1979 en lo que, entonces, fue el encausamiento por contrabando de marihuana más grande de la historia. El caso precedió al extraordinario auge de la cocaína a principios de los años 80, una época que convirtió a Miami en la ciudad más violenta y sangrienta de todo el país.

El nombre de Black Tuna con que se dio a conocer la pandilla viene de la señal de radio utilizada por su suminstrador de droga, un agricultor colombiano de azúcar y café llamado Raúl Dávila Jimeno. La pandilla empleaba diversas embarcaciones para traer hasta 500 toneladas de marihuana a las costas de Estados Unidos, según las autoridades federales.

Phillips fue hallado culpable y sentenciado a cinco años de cárcel en Carolina del Norte por su papel en un fallido contrabando de marihuana que tuvo lugar allí. Posteriormente fue encausado en Miami.

Durante el juicio en Miami, Phillips se las ingenió para escapar a Chile, donde asumió una nueva identidad y se casó con una chilena. En febrero de 1980, Phillips fue condenado en ausencia en Miami de pandillerismo, así como de posesión y distribución de marihuana.

En el extranjero, Phillips vivió entre Chile y Alemania, y luego Nueva York, adonde entró en el 2010 utilizando su nombre verdadero. Cuando los alguaciles federales lo capturaron el pasado mes de enero, el fugitivo vivía en un apartamento alquilado de la comunidad de personas mayores Century Village.

Aunque por ley Phillips se enfrenta a una condena de cadena perpetua, la fiscalía solicitó 15 años de cárcel. El abogado defensor Shohat le pidió al juez King que siguiera la recomendación de los oficiales de libertad condicional, que determinaron que Phillips debía cumplir cinco años de prisión para estar de acuerdo con su sentencia en Carolina del Norte.

Anuncios

Acerca de Elperiodista

Un periodista FreeLance en busca de la verdad en Miami. La corrupción en esta ciudad no puede superarnos. Hemos vivido momentos terribles con los brazos cruzados y el silencio como justificación. Mi querida Miami, capital de todos los latinos, alza tu voz.

Publicado el junio 15, 2011 en Sociedad. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: