Miami enfrenta déficit de $40 milllones

Un año después de eliminar un enorme déficit presupuestario con fuertes reducciones de sueldos y pensiones, Miami se encamina hacia un déficit presupuestario que podría alcanzar $40 millones, a lo que responde con una planeada reducción de presupuesto del 10 por ciento en todos los departamentos.

Este pronóstico ocurre en momentos que el jefe de Finanzas y el administrador municipales se preparan para abandonar sus cargos, dejando a los comisionados con la preocupación de que no han sido debidamente informados sobre el estado de la salud financiera del municipio.

“Me impresiona que no haya escuchado hablar [del déficit] y que sea de tal envergadura”, dijo el comisionado Francisco Suárez.

Los problemas para equilibrar el presupuesto del 2012, que debe aprobarse para el 30 de septiembre, son numerosas: los ingresos por concepto del impuesto a la propiedad bajarán cerca de $12 millones este año; el gobierno municipal ya no puede contar con $ 8 millones en multas de tráfico generadas por las cámaras en los semáforos; $10 millones recaudados este año por entidades de desarrollo no estarán disponibles en el 2012, y es probable que los costos generales aumenten en $10 millones.

“Hemos pedido a los departamentos que hagan reducciones del 10 por ciento”, dijo la directora del presupuesto, Mirtha Dziedzic.

Lo último que los comisionados quieren hacer es aumentar los impuestos, algo que el alcalde Tomás Regalado se ha comprometido a no hacer, y reducir el sueldo a los casi 4,000 empleados municipales, que el año pasado sufrieron reducciones de compensación superiores al 20 por ciento.

Con un fondo de reserva que se ha reducido de $141 millones a $13 millones, el gobierno municipal tiene pocas opciones.

“Si yo fuera un empleado municipal de Miami también estaría preocupado. ¿Voy a tener que sufrir otra reducción de sueldo?”, se preguntó el comisionado Frank Carollo.

Aunque el reto fiscal hace recordar la situación del año pasado, la atmósfera en la histórica cámara de Dinner Key es distinta esta vez. El año pasado el veterano banquero Carlos Migoya se reunió religiosamente con los comisarios para ponerlos al día sobre los avances en las negociaciones para que los sindicatos municipales hicieran concesiones para ayudar a solucionar un déficit de $105 millones. Carollo recuerda que Migoya pasó seis horas y media con él en su oficina el año pasado sólo para discutir los ingresos.

Pero ahora los comisionados dicen que no saben lo que está pasando.

“Eso es absolutamente correcto’’, dijo el comisionado Marc Sarnoff. “Necesitamos liderazgo financiero. No se han sentado con nosotros para darnos una estrategia”.

El problema salió a relucir la semana pasada, cuando Carollo se quejó en la Comisión y prácticamente le rogó a la administración que les informara sobre la situación financiera.

“Tenemos que votar sobre una tasa impositiva en julio, pero tenemos que tener cifras”, dijo Carollo el martes. “No quiero poner al alcalde en entredicho, pero cuando él dice que las cifras son el objetivo, ¿cuáles son las cifras? Hasta hoy no sabemos nada”.

Al cierre de esta edición el alcalde Regalado no había respondido a llamadas telefónicas.

Aunque el presupuesto municipal se presenta a finales de septiembre, la Comisión debe establecer una tasa fiscal a finales de julio. Después la tasa se ​​puede reducir, pero no aumentar.

Si el cálculo del déficit resulta ser preciso, los empleados municipales pueden esperar más reducciones de sueldo. Y los tres sindicatos de empleados municipales no han llegado a un acuerdo para reemplazar los contratos que expiraron a finales del año pasado. Si los nuevos acuerdos no se alcanzan a finales de septiembre, ambas partes tendrán que acudir a un mediador, que presentará sus conclusiones a la Comisión, que puede aceptarlas o establecer sus propios términos contractuales.

Eso fue lo que sucedió el año pasado, cuando el gobierno municipal se ahorró $75 millones al declarar una “emergencia financiera” bajo una norma estatal poco usada que se está usando cada vez más en todo el estado para hacer frente a problemas de presupuesto. El sindicato de bomberos trató infructuosamente de impugnar la norma en tribunales. La demanda del sindicato de la policía está pendiente.

Una reserva saludable también es importante. El fondo de emergencia de Miami se ha desplomado a $13 millones, de un máximo de $141 millones en el 2003, muy por debajo de lo que se necesita para equilibrar sus libros. El municipio tiene una norma que lo obliga a mantener unos $80 millones en reserva. Pero la ley no es de cumplimiento obligatorio.

Anuncios

Acerca de Elperiodista

Un periodista FreeLance en busca de la verdad en Miami. La corrupción en esta ciudad no puede superarnos. Hemos vivido momentos terribles con los brazos cruzados y el silencio como justificación. Mi querida Miami, capital de todos los latinos, alza tu voz.

Publicado el junio 15, 2011 en Política. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: