Asilos podrían expulsar ancianos

Un oscuro incentivo incluido en las profundidades de la nueva ley de Medicaid de la Florida recompensará a los planes de salud por recortar el número de pacientes en los asilos de ancianos, denunciaron varios participantes en una audiencia sobre la ley donde la atmósfera estuvo muy cargada.

Llamándola “el bono por echar a los abuelos”, la abogada de leyes para los ancianos Ellen Morris advirtió que la legislación podría tener como resultado la expulsión de ancianos de los asilos a partir del 2012.

Morris, quien trabaja en West Palm Beach y Boca Raton, es la presidenta legislativa de la sección de leyes para ancianos del Colegio de Abogados de la Florida.

“Florida está a punto de dejar desamparados y sin servicios a miles de pacientes de cuidados a largo plazo’, pronosticó. “No existe un sistema verificable que asegure que no se desaloje inapropiadamente a ancianos vulnerables”.

Más de 200 personas asistieron a la concurrida audiencia, celebrada en el Airport Hilton para informar a funcionarios de la Agencia de Administración de Servicios de Salud (AHCA) a medida que implementan los cambios y tratan de ganar la aprobación de las autoridades federales.

En esencia, el plan requiere que la mayoría de los 3 millones de personas enroladas en Medicaid en el estado entren en planes de salud privados después del 1 de julio del 2012. Las personas con discapacidades de desarrollo y las que estén internadas en instituciones para delincuentes juveniles o pacientes mentales están excluidas del esfuerzo de privatización, pero los ancianos en los asilos no lo están.

El representante estatal Joe Negron, republicano de Stuart y quien ayudó a escribir la ley, dijo que recorrió el estado el verano pasado para escuchar las preocupaciones de beneficiarios y proveedores de Medicaid. Estudió la manera en que otros estados están lidiando también con el alza de los costos de Medicaid y los servicios médicos a largo plazo, y está convencido de que los incentivos por devolver a los ancianos a sus casas para recibir cuidados ahí beneficiarán a todo el mundo, bajando los costos para los contribuyentes y brindando dignidad a los ancianos.

“Yo nunca apoyaría una medida que negara cuidados en un asilo de ancianos a personas que los necesiten, pero la realidad es que los ancianos quieren tener más opciones en sus casas y en la comunidad”, dijo Negron, quien presidía la comisión de presupuesto de Salud y Servicios Humanos del Senado. El legislador dijo que quienes viven en asilos de ancianos no serán incluidos en la privatización.

Morris dijo que la nueva ley elimina reglas efectivas y de mucho tiempo sobre quién se ha recuperado lo suficiente para ser dado de alta en un asilo de ancianos, y las reemplaza con términos vagos que permitirán que las compañías de seguros tengan la última palabra.

“Las compañías de atención médica administrada recibirán bonos por desalojar a los ancianos de los asilos”, pronosticó.

“No creo que esa sea una crítica legítima, sino más bien una táctica para asustar a la gente”, dijo Negron después de la reunión.

Florida, lo mismo que la mayoría de los estados, ha tenido dificultades con el alza de los costos de su red de seguridad de salud para personas de bajos ingresos en el Medicaid, a medida que la situación económica aumenta la cantidad de floridanos que califican para sus beneficios.

La inscripción ha aumentado en alrededor del 50 por ciento en cuatro años, de 2.1 millones en el 2007 a más de 3 millones este año. Por primera vez, los gastos de Medicaid de la Florida para el 2011 van a exceder los gastos para educación, con más de $20,000 millones, dijeron el martes funcionarios estatales.

Debido a que Medicaid es un plan conjunto estatal y federal plan pagado en su mayor parte por el gobierno de EEUU, el experimento de privatización del Medicaid en la Florida no puede salir adelante sin el visto bueno de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS).

“Dada la inminencia de daños irreparables y la protección inadecuada para los ancianos de la Florida que necesitan cuidados a largo plazo, ellos tienen que ser excluidos de este experimento, y nosotros vamos a luchar para asegurar que CMS deniegue esta solicitud”, dijo Morris.

Negron dijo que el proceso de aprobación federal conllevará negociaciones.

En abril, funcionarios de CMS dijeron que ellos querían ver incluido un requisito de que las compañías de seguros gastaran una cantidad fija en beneficios en lugar de gastos de operación y ganancias. En lugar de eso, la Legislatura creó un sistema para compartir ganancias que quita una parte de los ingresos de las compañías si ellas exceden ciertos porcentajes de gastos de operación y ganancias. Texas está tratando de imponer una medida similar.

No se sabe todavía si eso y los incentivos de reducción de pacientes en asilos de ancianos van a ser aprobados por CMS.

“Yo voy a seguir observándolo, y voy a seguir en contacto regular con AHCA”, dijo Negron. “Washington está arruinado. Ellos saben que los estados tienen presiones financieras. Yo los he visto aprobar dispensas que nadie pensó que se aprobarían”.

Los participantes en la audiencia del martes expresaron un montón de otras preocupaciones.

Amy Silverman, beneficiaria de servicios de salud mental de Medicaid radicada en Delray Beach, experimentó en carne propia lo que es vivir con los HMOs de Medicaid en el programa piloto del condado Broward, y dijo que le resultó imposible conservar a los médicos que la conocían u obtener los medicamentos que funcionaban con su padecimiento.

“Los médicos se separaban por falta de pago, las recetas no estaban cubiertas por los planes”, dijo. “La mayoría de los planes originales renunciaron, de modo que me vi forzada a cambiar de plan una y otra vez”.

Otros participantes subrayaron una enmienda que permite a algunos planes de salud de Medicaid negarse a cubrir servicios de planificación familiar si tienen objeciones religiosas y morales. Estos servicios podrían incluir servicios de contracepción.

Hablando en nombre de Planned Parenthood, Loren Londner, vecina de Wellington, pronosticó que habrá un aumento de partos no planificados y de partos prematuros.

Anuncios

Acerca de Elperiodista

Un periodista FreeLance en busca de la verdad en Miami. La corrupción en esta ciudad no puede superarnos. Hemos vivido momentos terribles con los brazos cruzados y el silencio como justificación. Mi querida Miami, capital de todos los latinos, alza tu voz.

Publicado el junio 16, 2011 en Sociedad. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: