Arrestos en Miami por la venta de licencias de salud

Por tan solo $20, María del Consuelo Fernández vendía certificados de entrenamiento en cuidados de la salud que imprimía en su apartamento en La Pequeña Habana.

Con estos certificados, sus clientes podían completar los requisitos necesarios para conseguir empleo como chóferes de autobuses escolares y trabajadores en asilos para ancianos, según las autoridades.

“En vez de ofrecer los cursos, Fernández simplemente vendía diplomas”, aseguró la fiscal estatal Katherine Fernández-Rundle durante una conferencia de prensa el miércoles. “No pensaron en ningún momento que la vidas de nuestros niños, madres y padres, abuelos y abuelas estaban en riesgo. Simplemente pensaban en ellos mismos”.

Fernández, de 56 años, y otras 19 personas fueron arrestadas por su participación en un fraude que terminó el miércoles por la mañana con el cierre de un asilo en Richmond West cuya dueña había comprado 10 certificados falsos.

Fernández, considerada la líder del fraude, enfrenta una condena de hasta 37 años por cargos de crimen organizado, falsificación de etiquetas privadas, practica de la medicina sin licencia y falsificación de su educación secundaria. Sus principales colaboradoras, Estrella Quincose Viamonte y Raylín Ruiz Levy, enfrentan cargos de crimen organizado, falsificación de etiquetas privadas y falsificación de sus estudios secundarios.

La investigación policial, nombrada Operación Ataque Cardíaco, empezó con una denuncia anónima en enero del 2010 ante la División Regulatoria del Transporte de Pasajeros. En Miami-Dade, todas las personas que trabajan en el transporte de pasajeros, incluyendo el de estudiantes, deben completar entrenamiento en técnicas básicas de primeros auxilios como CPR.

Durante los siguientes meses, agentes encubiertos del Departamento de Policía de Miami-Dade compraron varios diplomas falsos de Fernández y sus colaboradoras en el apartamento, ubicado en el 1020 de la 7 calle del suroeste, donde están Fernández tiene registrados dos negocios.

El audio de una transacción grabada entre un agente encubierto y Ruiz dejó claro que no se ofrecía ningún tipo de curso en el lugar. El agente dijo que estaba comprando un certificado para su prima, quien supuestamente lo necesitaba para trabajar en un parque. El agente afirmó que su prima y sus compañeras querían saber si Fernández ofrecía un curso real.

“¿Ella enseña un curso o no”? preguntó el agente.

A esto, Ruiz respondió que no había curso. Luego dijo: “Tráeme los nombres y ya”.

Investigadores indicaron que no saben cuándo empezó el fraude o cuántas personas han comprado certificados falsos de Fernández. Sin embargo, una revisión de los certificados de unos 100 chóferes registrados recientemente con la agencia condal que regula el transporte de pasajeros reveló que más de 30 eran falsos, aseguró el sargento Octavio Alvarez, de la Unidad de Corrupción del Departamento de Policía de Miami-Dade.

Entre los arrestados el miércoles estaba Yuliet Fuentes, de 27 años, dueña del asilo Yuli’s Home en el 14580 de la calle 173 del suroeste. En julio, los agentes encubiertos habían observado a Fuentes visitar a Fernández en su apartamento. Luego, se enteraron de que en junio la agencia estatal que regula los asilos (AHCA) había citado a Yuli’s Home por no poder demostrar que una de sus empleadas había completado el entrenamiento en 11 categorías necesarias para el cuidado de los residentes.

La próxima vez que AHCA inspeccionó el asilo, Fuentes tenía toda los certificados.

“AHCA había ido a Yuli’s Home y dicho que carecían de la certificación necesaria”, comentó Fernández-Rundle. “Entonces, ¿qué hizo Yuliet? Inmediatamente se va con Consuelo y pide diplomas falsos”.

Las autoridades cerraron al asilo el mismo miércoles por la mañana, aseguró Fernández-Rundle. Agregó que debido a esta investigación, la Policía de Miami-Dade empezará a hacer inspecciones al azar de asilos que han sido citados por AHCA por no tener la certificación necesaria para sus empleados.

 

Anuncios

Acerca de Elperiodista

Un periodista FreeLance en busca de la verdad en Miami. La corrupción en esta ciudad no puede superarnos. Hemos vivido momentos terribles con los brazos cruzados y el silencio como justificación. Mi querida Miami, capital de todos los latinos, alza tu voz.

Publicado el diciembre 8, 2011 en Sociedad. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: