En peligro programas sociales de Miami-Dade por recorte de fondos federales

El condado de Miami-Dade y sus ciudades mayores —incluyendo Hialeah, Miami Beach, Miami y North Miami— están entre los máximos perdedores del país en fondos federales para servicios sociales, lo cual significa que las comidas para los ancianos y los programas extraescolares encaran dramáticos cortes que afectarán a miles de residentes.

Hialeah está a la cabeza en el país: recibirá $1.8 millones menos en el año fiscal 2012 de lo que recibió en el 2011 del programa de Subvenciones en Bloque para el Desarrollo Comunitario (CDBG, sigla correspondiente a Community Development Block Grant), una fuente importante de dinero federal directo. Perderá alrededor de la mitad del dinero del CDBG.

“Los niños y los ancianos serán afectados’’, pronosticó el alcalde Carlos Hernández, que dijo que su ciudad no tiene forma de cubrir la diferencia.

El alcalde de North Miami, Andre Pierre, cuya ciudad pierde 33 por ciento de sus fondos, no ha presentado ningún plan para aliviar la penuria. “Esto afecta a las personas más vulnerables de nuestra sociedad”, dijo.

El condado de Miami-Dade y las cuatro ciudades abarcan un sexto de las 30 ciudades y condados que sufren los mayores cortes en el país, según las cifras dadas a conocer recientemente por el Departamento de Viviendas y Desarrollo Urbano de Estados Unidos, que distribuye los fondos del CDBG.

Parte del motivo es una fórmula de fondos que pone un gran énfasis en el número de unidades de vivienda disponibles para un área de población. Eso afecta aquí, porque las cifras del Censo del 2010 sugirieron que se habían construido suficientes nuevas viviendas durante el auge inmobiliario como para disminuir significativamente el número de unidades de vivienda “abarrotadas”.

Pero la metodología es errónea, dicen líderes del sur de la Florida, porque la gente pobre no puede darse el lujo de mudarse a los lujosos condominios y viviendas que se construyeron en Miami, Miami Beach, Hialeah, North Miami y las zonas no incorporadas de Miami-Dade durante la década pasada.

“Nos están castigando a causa del auge inmobiliario”, dijo Tomás Regalado, el alcalde de Miami. “Pero las viviendas nuevas no eran para la gente pobre”.El Censo del 2010 informó que 20,866 personas de las cuatro ciudades y de las áreas no incorporadas de Miami-Dade vivían en residencias abarrotadas. El Censo del 2000 reportó 248,578, una cifra 10 veces mayor.

Los recortes de fondos se derivaron en parte del enfrentamiento sobre el presupuesto en Washington D.C. el año pasado, cuando se eliminaron más de $1,000 millones de los fondos del CDBG. Nacionalmente, los estados del Cinturón del Sol (Sunbelt), como California y la Florida, están sintiendo las reducciones más severas.

He aquí el desglose: a Hialeah le quitaron $2 millones, una disminución de 47 por ciento. Miami Beach perdió 42 por ciento de sus fondos, bajando a $910,000. El gobierno de Miami-Dade se despeñó en 35 por ciento, a $10.6 millones. Miami bajó 34 por ciento, a $4.9 millones. Y North Miami perdió 33 por ciento, cayendo a $744,000.

El gobierno del condado de Broward perdió 31 por ciento, y Coral Springs, Hollywood, Margate y Sunrise también sufrieron recortes.

Las subvenciones en bloque se crearon a principios de los años 70 para ayudar a las ciudades a lidiar con los ingresos insuficientes.

En el Ayuntamiento de la Ciudad de Miami el jueves por la mañana, delante de cientos de personas ancianas que cuentan con la asistencia federal para sus alimentos y transportación, el alcalde Regalado se quejará de la difícil situación de su atribulada ciudad durante una conferencia de prensa. El alcalde espera lograr la atención del presidente Barack Obama, que estará en la ciudad para dar una charla en la Universidad de Miami sobre la mejoría de la economía estadounidense, mientras hace campaña política por la reelección.

El presidente, con una orden ejecutiva, tiene la capacidad de dejar los fondos CBDG de Miami a los niveles del 2011. Pero eso requeriría que la Oficina del Censo determinara que el recuento del 2010 fue erróneo, como sostiene la ciudad, y que necesita hacerse de nuevo.

Miami objetó formalmente las cifras del censo en abril, afirmando que la población de la ciudad está más cerca de 500,000 habitantes que de 400,000. La ciudad atribuye el bajo conteo a la falta de reportes sobre inmigrantes indocumentados y la incapacidad de los empleados del censo para tener acceso a las torres de condominios debido a las medidas de seguridad.

La ciudad también tiene patrocinadores en la Cámara de Representantes y el Senado que están impulsando proyectos que aumentarían el porcentaje de fondos de CDBG que pueden asignarse a servicios sociales. La fórmula que el HUD usa actualmente exige que las ciudades utilicen el 85 por ciento para desarrollo económico y el restante 15 por ciento para servicios sociales. Los proyectos elevarían el porcentaje de 15 a 25 por ciento, reduciendo la parte proporcional correspondiente al desarrollo económico.

“Simplemente va a darles flexibilidad a los gobiernos locales”, dijo la representante republicana Ileana Ros-Lehtinen, que está impulsando el proyecto. “Es una fórmula errada. Simplemente no tiene ningún sentido en un mundo lógico”.

El portavoz del HUD, Jerry Brown, dijo que la agencia entiende la importancia que los programas de servicios sociales y desarrollo económico tienen para las comunidades del sur de la Florida..

“Pensamos que hicimos lo mejor que pudimos”, afirmó. “Desafortunadamente, esto es lo que pasa en tiempos de presupuestos restringidos”.

Los gobiernos locales están haciendo frente a esta mala noticia de diferentes maneras.

El condado Miami-Dade, que perdió $5.7 millones, recortará $60,000 de las cuentas individuales de sus 13 comisionados, cada uno de los cuales puede utilizar $200,000 al año en fondos CBDG. Los comisionados discutirán medidas adicionales en marzo.

En Miami Beach, donde los fondos se redujeron en unos $660,000, los proyectos de rehabilitación que están en marcha en unidades de vivienda de bajo costo podrían enfrentar demoras, dijo la portavoz de la ciudad, Nannette Rodríguez.

Anuncios

Acerca de Elperiodista

Un periodista FreeLance en busca de la verdad en Miami. La corrupción en esta ciudad no puede superarnos. Hemos vivido momentos terribles con los brazos cruzados y el silencio como justificación. Mi querida Miami, capital de todos los latinos, alza tu voz.

Publicado el febrero 23, 2012 en Sociedad. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: