Enroque corto con David Rivera, jugada perfecta diseñada por los Díaz Balart e Ileana Ros contra Joe García.

Por Anthony González.

Confieso que buscando en Internet noticias relacionadas con nuestra dramática comunidad y sus elecciones, saltó ante mí una inconformidad referida a la controversial figura del corrupto congresista David Rivera. Desde hacia mucho tiempo nuestro legislador republicano no aparecía en las portadas de los principales medios del condado y mucho menos en otros de mayor alcance como son los casos del Miami Herald o el Diario de las  Américas.

¿Por qué los medios de prensa de nuestra comunidad habían anulado completamente, hasta hoy, a tan controversial figura política?

Según se comenta en todo Miami, desde la Calle 8 hasta la interestatal 95, los republicanos miembros de la  delegación congresional de la Florida están muy preocupados con el curso que han tomado los acontecimientos vinculados a la reelección de David Rivera debido, entre otras cosas, a sus explosivos escándalos.

Ante la apremiante situación, la congresista Ileana Ros se convirtió en centro de coordinaciones de todas las acciones concernientes a la campaña electoral de Rivera. Meses atrás en sus propias oficinas fue sostenida, con carácter urgente, una reunión en la cual trazaron estrategias a seguir hasta pasada las elecciones. En el encuentro participaron los hermanos Díaz Balart y otras destacadas figuras del Partido Republicano.

El camino  fue trazado desde el principio y  fue del conocimiento de todas las personas implicadas: no se le daría ninguna publicidad a Rivera, quien estaba siendo muy cuestionado por sus asuntos legales. En los medios de comunicación  de Miami, tanto radiales como televisivos se cumplieron a cabalidad estas decisiones.

Las estrategia acordada se centró en no presentarse públicamente en ningún evento social con David Rivera hasta nuevo aviso, mucho menos tirarse fotos,  no invitarlo a actos de campaña del candidato presidencial Rommey, incluso no mostrar en público su apoyo a dicho candidato. Todo esto para disminuir su protagonismo y lograr quitarlo de las primeras planas de los diarios y noticieros locales, fin evitar catalizar la campaña de su contendiente Joe García, quien indudablemente aprovechará los escándalos de fraude y corrupción en que está implicado Rivera para atacarlo sin piedad y ampliar ventaja. Tenerlo hasta el final en la sombra fue la estrategia.

El elemento más desagradable, tratado en el pequeño mitin celebrado a puertas cerradas y altas horas de la noche, guarda estrecha relación con una negociación que llevó a cabo personalmente Ileana Ros con las autoridades judiciales del estado.

Grandes sumas de dinero, acompañado de presiones y chantajes son las herramientas que utilizó la señora Ros Lehtinen para lograr que las autoridades judiciales no tomen ninguna acción contra David Rivera antes y durante los comicios, con el compromiso de que una vez salga electo este renunciará y podrán tomar acción directa contra él. Para finalizar esta maniobra ya tiene listo a un bateador designado, joven, republicano, quién remplazará al gastado Rivera.  John Ellis Bush Jr  ya está calentando en el banco con el madero en la mano.

Tanto Ros como los hermanos Diaz Balart conocen que el distrito de Rivera está hecho a la medida para que siempre gane un republicano, sin embargo, tienen que recurrir a un  plan de contingencia para garantizar ese puesto en el Congreso Federal.

Conocen completamente las posibilidades reales que tiene Joe García de llevarse la victoria, por tal razón, desde hace días mueven sus peones y su money para enrarecer el entorno familiar y mediático del candidato demócrata. También guardan un as bajo la manga, el cual modificará  los resultados electorales, en caso de salir airoso momentáneamente el candidato demócrata.

Como  dice la clientela  del Versailles, “no hay peor cuña que la del mismo palo”, el Congreso de los Estados Unidos de América puede encontrar por primera vez en mucho tiempo una cuña  entre los congresistas cubanoamerianos. Realmente será muy difícil que se rompa con esa dinastía.  Ileana  Ros y su confradía política  no pueden darse el lujo de tolerar tal situación, para ellos la figura de Joe García rompe con sus esquemas e intereses.

La presentación de apoyo que le dieron  hoy Ileana Ros y Marcos Rubio, a pocos días de las elecciones, confirma la tesis. De hecho, los candidatos no estarán votando por Rivera, la elección será, Joe García o John E. Bush Jr.

 

Anuncios

Acerca de Elperiodista

Un periodista FreeLance en busca de la verdad en Miami. La corrupción en esta ciudad no puede superarnos. Hemos vivido momentos terribles con los brazos cruzados y el silencio como justificación. Mi querida Miami, capital de todos los latinos, alza tu voz.

Publicado el octubre 31, 2012 en Política. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: